Acusada federal tenía contratos en Educación bajo otra corporación

Acusada federal tenía contratos en Educación bajo otra corporación

Metropol
Pégale el Sello 728×90

La secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher informó el miércoles que Coral Rivera Arroyo, propietaria de Creative Educational and Psychological Services, Inc., y quien fue acusada a nivel federal por fraude, mantuvo contratos con la agencia, bajo otra corporación con la que devengó más de 11 millones de dólares.

“Los récords del DE reflejan que Coral Rivera Arroyo tiene otra empresa, de nombre Creative Community Services con la que obtuvo varios contratos. Estos acuerdos también vencieron en fecha reciente”, aseguró Keleher en declaraciones escritas.

Detalló que Creative Community Services ha recibido pagos por un total de 11 millones 545 mil 379 dólares y que algunos de los servicios prestados están relacionados con 21st Century Community Learning Centers y otros con Servicios Equitativos a escuelas privadas.

No obstante, dijo que las autoridades federales no le han requerido información sobre las empresas de la acusada.

“A la fecha de hoy, el Departamento no ha recibido ningún requerimiento de información oficial por parte de las autoridades federales relacionado con ninguna de las empresas de Rivera Arroyo. De ser requerido, como de costumbre, el DE brindará la absoluta colaboración con las autoridades”, dijo Keleher.

El primero de agosto, un gran jurado federal acusó de siete cargos a Rivera Arroyo y a su empresa, así como otros tres empleados por supuesta conspiración por fraude postal, conspiración para cometer robos y conversión de dinero y propiedad del gobierno y robo de dinero y propiedades del gobierno.

Según la acusación, durante la conspiración que duró entre 2011 y 2014, Creative Educational and Psychological Services, Inc., a través de sus empleados y contratistas, causó deliberadamente que el DE emitiera aproximadamente 32 cheques pagaderos a Creative por un total de 24 millones 927 mil 125 dólares en fondos de Título I en pago de facturas que contienen y son compatibles mediante información materialmente falsa y firmas falsificadas.

Keleher explicó que esta entidad tuvo contratos con el DE bajo los extintos programas de Servicios Educativos Suplementarios (SES) y Programa de Estrategias Educativas Complementarias (PEEC). Estos programas funcionaban a través de la asignación de fondos federales, pero el gobierno federal hace varios años dejó de asignar fondos para los mismos.

“Según los registros del DE, esta empresa obtuvo pagos bajo SES por 35 millones 670 mil 892 dólares y bajo PEEC por 7 millones 234 mil 718 dólares. Los programas estuvieron activos hasta 2014”, agregó.

Comentarios