El 11 de octubre será para orientar sobre terremotos y tsunamis

El 11 de octubre será para orientar sobre terremotos y tsunamis

Metropol
Pégale el Sello 728×90

La representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Maricarmen Mas Rodríguez, anunció la radicación de una medida que busca decretar el 11 de octubre de cada año como el “Día de Concientización sobre la Necesidad de Orientación y Preparación contra Terremotos y Tsunamis”, con el objetivo de honrar la memoria de los fallecidos durante el terremoto y tsunami del 1918, el más poderoso en azotar la Isla en su historia.

“El terremoto de san Fermín, como tradicionalmente se conoce el sismo del 1918, fue el evento más significativo en Puerto Rico antes del huracán María. Nuestra intención con este proyecto es dual: primero, recordar esa época, darle vida a ese momento para que esta generación, así como las futuras nunca olviden lo que sucedió y la devastación que causó este terremoto. Segundo, y muy importante para nosotros es brindar la orientación adecuada para minimizar los daños a propiedades y las pérdidas de vidas, de ocurrir un evento similar. No podemos pensar que no sucederá de nuevo, así que tenemos que prepararnos”, comentó la representante en declaraciones escritas.

La representante por el distrito 319 de Mayagüez y San Germán, explicó que la pieza legislativa también ordena a toda agencia y corporación del gobierno que tenga alguna página o presencia en internet, medios sociales o plataforma similar, a incluir en la misma de manera prominente y de fácil acceso información relacionada con los terremotos y tsunamis, medidas de preparación previas y posteriores al mismo, así como toda orientación que contribuya a minimizar la pérdida de vidas y propiedades. Dicha información deberá ser igual para todas las agencias y corporaciones, de esa manera el mensaje será uno claro y uniforme.

“Una de las lecciones más significativas y dolorosas que recibimos tras el paso del huracán María es la importancia y necesidad de estar debidamente orientados para minimizar los daños a vidas y propiedades durante un desastre natural, así como saber que hacer luego de ocurrido el mismo. Pensar que ‘eso nunca nos va a pasar’ ya no es una manera adecuada de lidiar con la posibilidad de estos eventos catastróficos, por lo que ahora más que nunca debe prevalecer la importancia de estar correctamente orientados”, añadió la también presidenta de la Comisión de Desarrollo Integrado del Oeste.

Según mencionó, el terremoto San Fermín, comenzó a sentirse en forma repentina a eso de las 10:14 de la mañana en la zona oeste de la isla. Según datos oficiales, 116 personas perdieron sus vidas ese día y la pérdida de propiedad alcanzó en valor cerca de cuatro millones de dólares, cifra histórica para la época. La parte noroeste de Puerto Rico, desde Mayagüez hasta Aguadilla, fue la más afectada por el terremoto. Se estima que la magnitud del evento alcanzó 7.3 en la escala Richter, algo que lo convierte en un terremoto a gran escala y de gran impacto. Muchos de los edificios en Mayagüez colapsaron y áreas agrícolas en Aguadilla se perdieron.

Relató que la ola que siguió el terremoto alcanzó elevaciones de sobre 20 pies en aguas áreas costeras. El municipio más impactado por esa ola fue Aguadilla, donde unas 32 personas murieron ahogadas y cerca de 300 ranchos existentes en la playa fueron totalmente destruidos.

Comentarios