En aumento emigración de puertorriqueños a República Dominicana

En aumento emigración de puertorriqueños a República Dominicana

Metropol
Pégale el Sello 728×90

Cientos de puertorriqueños, entre ellos jubilados, estudiantes, comerciantes y empresarios, siguen emigrando hacia la República Dominicana en busca de mejores condiciones de trabajo y estudios, bienestar social e inversión en el sector industrial de ese país.

Se resaltó que para muchas familias, la República Dominicana se ha convertido en “un destino ideal “, debido a que con sus limitados ingresos pueden adquirir viviendas y otros beneficios económicos.

Y pese a la ola criminal que azota el territorio dominicano, principalmente en el llamado Gran Santo Domingo y otras ciudades, muchos de estos puertorriqueños afirman que en ese país viven más tranquilos y con mejores condiciones económicas que en Puerto Rico, sacudido desde hace cerca de diez años por una fuerte crisis fiscal que se agudizó el año pasado con el azote de los huracanes Irma y María.
En ese sentido, el cónsul dominicano en esta capital, Franklin Grullón, aseguró que en los últimos cinco años se ha evidenciado un movimiento mayor de puertorriqueños que solicitan visas para residir, trabajar y estudiar en territorio dominicano.

Expresó que “hemos constatado un aumento considerable en la solicitud de visa de residencia y trabajo. También ha aumentado la visa de estudiantes. En lo que va de este mes (agosto) en el consulado de San Juan se han solicitado 20 visas y antes solicitaban entre una y dos visas mensuales”.
Grullón señaló que esta migración puede deberse a varios factores como la diferencia en el costo de vida, el desarrollo económico que ha venido proliferándose en la República Dominicana y, en consecuencia, la facilidad para alegadamente encontrar empleo.

El funcionario dijo que “lo atribuyo (el éxodo) al hecho de que República Dominicana ha mantenido un crecimiento y un desarrollo económico constante los últimos años”.

Sobre la creciente emigración a la República Dominicana se pronunciaron los boricuas Alexis Colón Rodríguez, un sanjuanero que huyó de la isla ante el impacto económico a su presupuesto familiar, y Luis Noel González, otro retirado oriundo del municipio de Río Grande, en el área este, retirado que lleva cinco años residiendo en la provincia Samaná, donde halló-según dijo- un lugar idóneo para pasar su retiro.
Colón Rodríguez, con cinco años residiendo en la República Dominicana, fue categórico al declarar que “el gobierno estaba yéndose a la deblace y cuando Alejandro García Padilla anunció la cantidad de la deuda del País y vi que la Junta estaría tomando el control de todo, tomé la determinación de irme”.

Citó que en ese momento, el cheque de seguro social de $1,200 que recibía no le daba para la renta, alimentos, luz, agua y transportación. Además, su incapacidad no le permitía trabajar para obtener más ingresos y se vio obligado a repensar su futuro y buscar alternativas.

Colón no se arrepiente de su decisión, pues confiesa que su pensión le permite sufragar sus gastos y hasta le sobra para vivir de manera más cómoda.

En ese sentido, indicó al periódico Primera Hora que los altos costos del IVU, el aumento en los alimentos y la gasolina me llevaron a tomar la decisión de mudarme porque ya el Seguro Social no me estaba rindiendo para nada”.

“Para colmo”-expresó-” el sistema de transportación pública en Puerto Rico está obsoleto, por lo que tenía que quedarme en casa para ahorrar un poco y eso me deprimía”.

El pensionado, de 54 años de edad, comentó que había vivido tres meses en la República Dominicana por lo que había experimentado el estilo de vida allá.

Resaltó que “el dinero del Seguro Social me da y me sobra para sobrevivir aquí, ya que un dólar americano son 49.76 pesos dominicanos. Vivo alquilado en una casa de cemento en la zona de María Auxiliadora, la casa tiene dos habitaciones, incluye agua, luz, cocina y sala grande y pago $150 americanos que son 8,500 pesos dominicanos. Además, los costos de la luz son demasiado inferiores a Puerto Rico. Cuando pagaba luz por separado eran cerca de 250 a 300 pesos dominicanos que son como $5.00 o $6.00 dólares americanos”.

Explicó que desde su llegada se dedica a investigar cuántos compatriotas residen en Dominicana. Este esfuerzo le llevó a crear la Asociación de Boricuas en Quisqueya ASO Borinqueña, con el fin de documentar la migración de puertorriqueños.

Empero, en su investigación logró establecer que en documentos oficiales muchos puertorriqueños suelen clasificarse como ciudadanos americanos y no hay una certeza de su país de procedencia.
Resaltó que “hay la tendencia de confundir el ciudadano americano con el puertorriqueño, ya que en los documentos de entrada de migración y aduana ponen que son ciudadanos americanos y eso crea una confusión para precisar cuál es la población de boricuas acá. Lo sé porque buscas los nombres de esos americanos y son nombres típicos de puertorriqueños”.

Indicó que en la Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes del 2012 se encontró que la cifra era menos, con 4,416 boricuas y, en el 2017, se produce una segunda encuesta donde se contabilizaron 2,204 puertorriqueños.

Sobre el particular, afirmó que este decrecimiento en la población no responde a la realidad sino a una confusión y a la falta de especificaciones claras y cambios que son necesarios ejecutar en la documentación de inmigración.

Comentarios