Especialistas advierten sobre impacto de cambios a servicios de salud oral para la niñez

Especialistas advierten sobre impacto de cambios a servicios de salud oral para la niñez

Metropol
Pégale el Sello 728×90

Aunque la salud oral de los niños de Puerto Rico mejoró considerablemente a raíz de la inclusión de los servicios dentales en el Plan de salud del Gobierno de Puerto Rico, la presidenta del Colegio de Cirujanos Dentistas, doctora Elba Diaz Toro, advirtió hoy, que de no tomarse acción para detener la fuga de cientos de dentistas, mejorando las tarifas que hace 25 años no se revisan y abriendo las redes en los diferentes planes médicos a que los nuevos egresados puedan ser proveedores, este logro podría revertirse mucho más rápido de lo que pensamos.

“El Plan de salud del gobierno funciona en términos de dar acceso a la salud oral. Sin embargo, en la medida en que perdemos más dentistas, ese acceso se disminuye. Tener una tarjeta no es sinónimo de tener acceso. Existen otros elementos que definen el acceso, como el contar con suficientes proveedores que puedan atender a la población”, recalcó la doctora Díaz Toro.

Tras la iniciativa de un grupo de gestores de política pública, a partir de este nuevo semestre escolar, entrará en vigor la implantación del Certificado de Salud Oral en escuelas públicas y privadas. Se trata de un requisito en la matrícula escolar de todo niño, establecido por el Departamento de Salud. “El objetivo de esta iniciativa es asegurar que los padres lleven a sus niños al dentista, por lo menos una vez al año.  Aunque lo recomendable es que la visita sea cada seis meses, este nuevo requisito es un paso importante para alcanzar el ideal de una niñez con una óptima salud oral con miras a que se conviertan en adultos más saludables”, aseguró la doctora Díaz Toro.

“Necesitamos hacer cambios radicales en la gobernanza de nuestro sistema de salud para que la mayoría de los recursos designados al beneficio de los pacientes. El fin de cualquier gobierno debe ser tener una población saludable para que pueda impulsar la economía del país”, concluyó la presidenta del Colegio de Cirujanos Dentistas.

Especialistas presentan informe

El Colegio de Cirujanos Dentistas en alianza con la Escuela de Medicina Dental del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (RCM-OPR), presentó hoy, un informe especial que muestra el progreso que ha tenido la salud oral en la población de niños tras la implantación de la Reforma de Salud (ahora Plan de salud del gobierno) en Puerto Rico.

Sin embargo, alertaron a las autoridades gubernamentales sobre los riesgos de perder el terreno ganado si no se toman acciones para detener la fuga de dentistas, entre otros aspectos que afectan a la profesión.

Los hallazgos, recopilados en el informe, demuestran el impacto positivo que ha tenido el programa en la salud pública con respecto a la salud oral, tomando como muestra la población de niños de 12 años, tanto de escuelas del sistema de educación público como el privado, se indicó.

Según el doctor Augusto Elías Boneta, decano asociado de Investigación de la Escuela de Medicina Dental RCM-OPR, una de las medidas principales de prevención de caries en niños, denominada como sellantes de fisuras, aumentó de 16.4 por ciento a 37.4 por ciento en niños de 12 años.

Esto representa un aumento significativo, pues este procedimiento que coloca un protector contra las caries en las muelas de los niños, es una de las estrategias preventivas de preferencia y está cubierto por el Plan de Salud del Gobierno de Puerto Rico (PSGPR).

En este renglón, la brecha existente entre niños que asisten a escuelas públicas y los que atienden las privadas, disminuyó significativamente. El doctor Boneta atribuye, parcialmente, esta disminución en disparidad de salud oral al impacto del PSGPR.

La cantidad de dientes afectados por caries en la población general se redujo de 3.8 a 2.5 entre 1997 y el 2012.  Este renglón se mide bajo el llamado índice CPOD, que indica el número de dientes cariados, perdidos y obturados.  En niños de escuelas públicas se redujo de 4.0 a 2.7 y en los de las privadas de 2.8 a 1.6.  Se evidenció una reducción significativa en los niños de escuelas públicas, a la vez que la disparidad entre los niños del sistema público y los del privado continuó en aumento considerablemente durante estos años.

Mientras, el porciento de dientes arreglados aumentó de 50 por ciento a 64 por ciento.  Esto, según la doctora Roxanna Hanke, catedrática del programa graduado de pedodoncia y representante de la Asociación de Dentistas Pediátricos de Puerto Rico, es evidencia de que la población infantil ha tenido un mayor acceso a profesionales de salud oral como consecuencia de la inclusión de este renglón dentro del Plan de salud del Gobierno.

“La carie dental es una enfermedad prevenible. Sin embargo, todavía afecta a muchos niños. Las caries en niños siguen siendo cinco veces más prevalente que el asma”, indicó la doctora Melba Esquilín, directora de Salud Oral del Hospital Pediátrico del Centro Médico de Puerto Rico, en conferencia de prensa.

Comentarios