Jefe del Cuerpo de Ingenieros aprueba estudio dragado de la Bahía de San Juan

Jefe del Cuerpo de Ingenieros aprueba estudio dragado de la Bahía de San Juan

Metropol
Pégale el Sello 728×90

El jefe de ingenieros del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE por sus siglas en inglés), teniente general Todd Semonite, firmó el reporte gerenciado por el ente federal para el estudio de viabilidad del proyecto de Mejoras a la Bahía de San Juan, del cual la Autoridad de los Puertos es el auspiciador estatal y participante activo de la gerencia del mismo.

Tras la firma del jefe del Cuerpo de Ingenieros, el estudio es referido al Congreso para que sea autorizado bajo la próxima Ley de Aguas y competir para una asignación federal de fondos para la fase de implementación.

“La Autoridad de los Puertos da un paso agigantado tras recibir la aprobación afirmativa del estudio. El puerto de San Juan es parte integral del desarrollo económico de Puerto Rico y su limpieza tiene prioridad para mejorar la competitividad de nuestra economía. Este reporte es cónsono con la política pública de la administración del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares, de mejorar y expandir las operaciones de carga y de cruceros en la bahía de San Juan y de los planes de Puertos para aumentar la resiliencia de la isla”, expresó en declaraciones escritas, el director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Anthony Maceira Zayas.

Explicó que los objetivos del estudio fueron: reducir los costos de transportación a través de la bahía de San Juan y facilitar la eficiencia en la navegación al incrementar la profundidad y ancho de la bahía para flotas de embarcaciones presentes y futuras de cruceros y carga comercial.

“La fase de implementación del proyecto tiene un costo de construcción de 54 millones de dólares. Este proyecto fue discutido ampliamente con todas las partes interesadas, incluyendo navieros, líneas de cruceros, pilotos de la bahía de San Juan, y la industria marítima en general”, mencionó.

Según Milán Mora, jefe de la Sección de Recursos de Aguas del Distrito de Jacksonville del Cuerpo de Ingenieros, este es el primer estudio de su tipo en los Estados Unidos que se toma menos de tres años, cuando normalmente toma unos cinco años.

“Los beneficios de la implementación de este proyecto van desde el poder traer más combustible en menos embarcaciones y por ende, reducir el costo de combustible y de otros productos, permitir que cruceros puedan entrar y salir de la bahía de manera más eficiente, hasta el incrementar la seguridad de las operaciones marítimas y reducir la emisiones al aire y ruidos, entre otros”, subrayó Maceira Zayas.

El proyecto también transfiere la responsabilidad de mantenimiento de un pedazo de 1,050 pies del Canal San Antonio al Gobierno Federal, otorgando una economía a la Autoridad de los Puertos en el dragado de dicha porción del canal. El dragado de dicho canal le provee un beneficio a los Muelles Panamericanos I y II en Isla Grande, permitiendo mayor eficiencia y seguridad en las maniobras.

El estudio tuvo un costo de tres millones de dólares, de los cuales 1.5 millones correspondían a Puertos. No obstante, el Cuerpo de Ingenieros le otorgó a Puertos una dispensa (“waiver”) de 455 mil dólares, con lo que se redujo el costo del mismo para la Autoridad de los Puertos a 1.045 millones de dólares.

Comentarios