Urge ofrecer herramientas a fuerza laboral de 40 años en adelante para que pueda aportar al País

Urge ofrecer herramientas a fuerza laboral de 40 años en adelante para que pueda aportar al País

Metropol
Pégale el Sello 728×90

Ante la realidad de que la sociedad puertorriqueña se mueve hacia una compuesta por una mediana de personas de más de 40 años, es necesario darle las herramientas de vivienda, salud y oportunidades en el área laboral, para que contribuyan al desarrollo económico y social de la Isla, destacó el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Planificación, Víctor Parés Otero.

La Comisión prosiguió hoy, con el análisis del Informe de Progreso del “Plan Estratégico de Desarrollo Integral y Comprensivo de la Expectativa  Demográfica  presente y futura de Puerto Rico”, que entregó el Comité del Reto Demográfico, el pasado 30 de junio.

En ese sentido, el director estatal de la organización AARP y quien formó parte del grupo de trabajo, José Acarón Rodríguez, recalcó la necesidad de eliminar la segmentación dentro de las estrategias que se planifican para atender las necesidades de la población y que se aproveche las fortalezas de cada una para un desarrollo económico mayor.

Sostuvo que “ante la realidad de que la fuerza laboral actual es una compuesta mayormente de personas de más de 50 años, resulta urgente repensar el paradigma laboral, buscando la forma de armonizar el deseo del empleado de edad madura de mantenerse productivo y continuar trabajando, con las aspiraciones de los jóvenes que desean integrarse a la fuerza laboral. Esto nos invita a repensar y rediseñar este paradigma para ponerlo al servicio de una mayor productividad”.

El año pasado AARP publicó un estudio que reveló que los adultos mayores en Puerto Rico, aun representando un 37 por ciento de la población, son responsables del 47% de la actividad económica de la isla y del 60 por ciento del total del consumo en los renglones principales, en comparación con otros grupos generacionales.

Por ello, Acarón Rodríguez recomendó que se trascienda la visión paternalista de la población de adultos mayores como una carga social y se comience a aprovechar este segmento demográfico como un activo económico.

Mientras que el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Dr. Víctor Ramos Otero, recomendó que dentro del plan estratégico debe incluirse un apartado específico en el que se estudien las razones principales para el éxodo masivo de médicos de la jurisdicción de Puerto Rico. Esto con el fin de legislar medidas enfocadas en transformar el sistema de contrataciones entre aseguradoras y proveedores de salud y el pago a estos últimos, de modo que los galenos recién graduados tengan oportunidades de ejercer en Puerto Rico.

Por su parte, la directora ejecutiva del Colegio de Profesionales del Trabajo Social, Emma Beníquez, destacó que ante la crisis fiscal que enfrenta la isla, la incertidumbre social es mayor que en épocas pasadas lo que ha contribuido a un mayor desequilibrio de la salud emocional y física de la población.

Según expresó, la crisis ha limitado las oportunidades laborales para el segmento más joven de la población, por lo que recomendó abrir un canal de diálogo, más allá del proceso de vistas públicas con los sectores afectados por esta crisis, para explorar los elementos necesarios para mejorar el futuro de la Isla.

Parés añadió que “el informe se debería darse a conocer de la manera más amplia posible”. Además, indicó que “se radicaría la legislación correspondiente para atender las recomendaciones presentadas en el documento de trabajo”.

Comentarios